top of page
  • Neuropsych Terapia

¿Cómo sacar provecho del rechazo de la persona a la que estamos conociendo?

Estás conociendo a una persona, llevas unas pocas citas con ella, y para ti la cosa pinta bien, te gusta, te sientes bien con la otra persona y tienes ganas de seguir adelante con ella. De repente, un buen día, recibes un mensaje de esa persona diciéndote que no comparte los sentimientos que tú tienes, que no cree que encajéis demasiado bien y que prefiere dejar las cosas ahí. Y tú, que ya te habías hecho tantas ilusiones, que te gustaba tanto esa persona y que te estabas centrando en ella con todo tu interés, te quedas a cuadros, te quedas con un malestar que no sólo se siente a nivel psicológico sino también físico. Y te dan ganas de decirle de todo y soltarle cuatro cosas y sacar de dentro toda esa rabia y decepción.

Pero aquí es donde un buen psicólogo te diría: ESPERA. Por supuesto que es normal sentir ese dolor, más o menos grande según el tipo de relación que ya se hubiera establecido. Es normal sentir tristeza durante cierto tiempo en tu día a día, hasta que poco a poco lo vas superando. Y es normal también pensar, con toda esa frustración por delante, que desistes y que no quieres conocer a nadie más.

Por lo tanto, en primer lugar, entiende que es normal sentir todo eso que sientes. También es importante tener en mente que no podemos encajar con todo el mundo, al igual que no todo el mundo encaja con nosotros, y eso está bien, de hecho, está muy bien. Si encajases con todo el mundo significaría que eres una persona camaleón que se adapta a los gustos y opiniones de con quien estés, y que cada vez que estás con alguien, pierdes tu esencia.

Lo mejor que puedes hacer es controlar toda esa frustración y dolor inicial para evitar hacer algo de lo que más adelante te puedas arrepentir, o decir cosas que luego desearías no haber dicho. Enfréntate a esos sentimientos para que posteriormente, cuando estés más calmadx te puedan servir para aprender de la situación, tomarlo como una experiencia de la que crecer, sobre todo tu autoestima y fortaleza, y analizar cómo puedes mejorar frente a situaciones parecidas en un futuro. Por ejemplo, quizá te des cuenta de que había indicios de que la cosa no iba tan bien como pensabas, pero que cegadx por lo que te gustaba la persona, negaste estos indicios.

Recuerda que de cada situación puedes sacar un aprendizaje, sólo tienes que estar en el momento idóneo para posibilitar a tu mente buscarlo.


Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page